Ideario

Ideario

:: Identidad Trinitaria – Nuestros criterios pedagógicosArticulación entre los Niveles de la Institución ::

El INSTITUTO FATIMA forma parte del grupo de COLEGIOS TRINITARIOS pertenecientes ala ORDEN DE LA SANTISIMA TRINIDAD, presentes en diversos países del mundo.

La ORDEN DE LA SANTISIMA TRINIDAD es una familia religiosa dela Iglesia Católica, fundada por el francés San Juan de Mata y aprobada por la Iglesia el 17 de diciembre de 1198.  Es la primera institución oficial de la Iglesia dedicada al servicio de la redención y liberación de los hermanos en la fe que sufrían bajo el yugo dela cautividad.  El CarismaTrinitario “Gloria a Ti Trinidad y a los cautivos libertad”, se confirma y actualiza con el correr del tiempo de tal forma que la Orden dela Santísima Trinidadse dedica al servicio de liberación teniendo en cuenta las distintas cautividades de nuestro tiempo.

La ORDEN DE LA SANTISIMA TRINIDAD, dentro del campo de la evangelización y como una de sus actividades apostólicas concretas, atiende escuelas que promueven la educación de la juventud y el desarrollo humano-cristiano de los niños, adolescentes y jóvenes.

Como Trinitarios apostamos por una educación enla libertad. Enla creación de espacios donde niños y jóvenes puedan crecer como personas, formarse desde una conciencia crítica, madurar en su libertad y comprometerse en la construcción de una sociedad más justa para todos y todas.

Estamos convencidos de que educar en y para la libertad, pasa por compartir con toda la comunidad educativa la pasión que movió a nuestro fundador San Juan de Mata, para trabajar por la liberación de todos los hombres y mujeres.

Queremos vivir juntos el carisma trinitario y, desde ahí, seguir descubriendo nuevos caminos de liberación en el mundo de la educación.

arriba


Identidad Trinitaria

  • Los colegios Trinitarios promueven la educación integral de sus alumnos, de acuerdo con una concepción cristiana de la vida y del hombre, destinado a vivir en libertad y a ser respetado en su dignidad y derechos fundamentales, y los prepara para participar activamente en la construcción de un mundo más humano y más justo, en un ámbito de tolerancia, solidaridad, respeto mutuo y conocimiento de los Derechos Humanos, educándolos para su misión en el trabajo, en la familia y en la sociedad y para la convivencia en una sociedad pluricultural.
  • Propiciamos el saber como un deber de servicio y responsabilidad hacia los demás y entendemos la educación como medio eficaz de promoción social y económica para el individuo de cualquier clase social.
  • Entendemos la Cultura como medio de comunión y escucha de la voz de los hombres y mujeres, de los acontecimientos y las cosas, incentivando el conocimiento de la realidad,  su análisis y la voluntad de transformación de la sociedad mediante la búsqueda constante de la libertad responsable y solidaria.
  • El Instituto Fátima desarrolla su labor docente en comunión conla Iglesia Católica,  a través de la Diócesis de San Isidro a la que pertenece, bajo la inspiración del espíritu y autoridades de la Orden.
  • Su acción educativa se caracteriza por:

- La no discriminación por sexo, raza, religión, cultura, etc.

- El espíritu de servicio, cooperación y colaboración.

- La sencillez evangélica.

- La participación responsable y solidaria dela Comunidad Educativa

  • Reconocemos a los padres, tutores y/o responsables de los alumnos como los agentes naturales y primarios de la      educación, que libremente han elegido nuestra Institución para que los acompañe en su deber de hacer cumplir a sus hijos la escolaridad obligatoria, que han adherido a su Ideario, objetivos y normas y que conocen por tanto la actitud de apertura de la Institución a las familias en tanto y en cuanto consideramos prioritario y valioso el diálogo constante y su participación responsable y solidaria para lograr el mejor desarrollo integral de sus hijos.
  • Este modelo educativo encuentra su mediación y aplicación en la enseñanza religiosa, a la luz de la Palabra de Dios, a fin de fomentar y fortalecer la educación y experiencia de Fe, para lo cual posee un Equipo de Pastoral que se responsabiliza de las      actividades religiosas de la Institución.
  • Partimos de una concepción cristiana de la vida, de la persona y del mundo.  Cristo es el fundamento de la acción educativa y los principios evangélicos y los específicos del Carisma Trinitario son nuestros criterios objetivos.

A partir de este prisma destacamos la dimensión personal, social y religiosa de la persona:

· Dimensión personal: Nuestros colegios se comprometen a orientar al alumno para que llegue a ser capaz de dirigir su propia vida, realizarse a través del esfuerzo personal y la respuesta a su vocación y comprometerse a favor de los Derechos Fundamentales del hombre.  Con ello pretendemos:

  1. El desarrollo de la capacidad de razonamiento, de la creatividad y del espíritu de trabajo del alumno.
  2. La madurez y equilibrio afectivo adecuados a su edad.
  3. La creación de una atmósfera que favorezca la solidaridad, cooperación y convivencia integradora en medio de nuestra sociedad pluralista, acorde con el sentido cristiano de la vida.
  4. Un proyecto de vida propio, de acuerdo con su vocación, aptitudes profesionales y realidad circundante.
  5. Darle una formación que lo lleve a un estilo de vida sencillo y lo capacite para fomentar una sociedad fundada en el amor y la solidaridad.

· Dimensión social: La educación que promovemos, enraizada en la cultura de nuestro tiempo y nuestro pueblo, va encaminada a la promoción de la dimensión social de la persona y de sus derechos inalienables.  Por lo tanto cultivamos:

  1. El diálogo, la comunicación y la apertura a los demás.
  2. El ejercicio responsable de la libertad, para que libre y responsablemente elijan sus propias opciones, actúen de acuerdo con ellas y acepten y valoren sus consecuencias.
  3. La formación para la justicia, la paz, la solidaridad, la convivencia y el respeto a las personas, comprometiéndose en la transformación constante y positiva de la sociedad y del mundo en que vivimos.
  4. La participación del Colegio en la vida, costumbres y tradiciones del lugar en que vivimos.
  5. Una actitud crítica de la vida, de nuestro mundo, del hombre y a optar por compromisos solidarios a favor de los más pobres y cautivos de nuestros días.

· Dimensión religiosa: Optamos  por una formación abierta a la trascendencia convencidos de que enriquece a la persona humana.  Por ello orientamos nuestra acción educativa a:

  1. Promover el despertar de la fe cristiana en los educandos y el progresivo crecimiento en la misma.
  2. Inspirar todo tipo de orientación y actividades educativas por la vida de la fe, constituyendo un ámbito para el diálogo fe-cultura.
  3. Presentar desde una aceptación libre y consciente, los valores cristianos como generadores de actitudes humanas.
  4. Fomentar la experiencia de Dios nuestro Padre a través de la oración y de la participación en los Sacramentos.
  5. Despertar enla Comunidad Educativael deseo de compartir los problemas y preocupaciones de la sociedad.
  6. Abrir caminos de fraternidad y colaboración entre los hombres siguiendo el carisma y espíritu dela Orden Trinitaria.
  7. Comprometerse a favor de los más desheredados de nuestro entorno y de nuestro mundo, a la luz de la misión dela Orden Trinitaria.

arriba


Nuestros criterios pedagógicos

Partiendo del alumno como principal artífice de su propia educación, de las características del hombre de hoy y la cultura en que vive, y de los retos previsibles que puede plantearle el futuro, estimamos necesario que la línea pedagógica global de nuestra Institución tenga los siguientes principios, a fin de acompañar y orientar a nuestros alumnos en su evolución y proporcionarles pautas que los ayuden en su formación integral:

  • Cultivar en forma armónica, gradual y adaptada a la edad, todos los componentes de la personalidad humana: intelectuales, volitivos, afectivos, estéticos, físicos, sexuales, etc.
  • Poner en práctica una pedagogía que tenga en cuenta a cada alumno y se acomode a las características que demanda su propia individualidad.
  • Fomentar una pedagogía activa, donde el alumno se sienta y sea el protagonista de su aprendizaje, favoreciendo su iniciativa y su creatividad.
  • Orientar a los alumnos en su trabajo formativo de acuerdo con los siguientes principios:

- La situación real del alumno y su entorno como punto de partida.

- Las posibilidades de su crecimiento y maduración.

- El interés por el trabajo individual y en grupo, así como por la cooperación y la solidaridad.

- La capacidad intelectual que le de acceso al saber y al mundo del trabajo.

- El ofrecimiento de servicios para su orientación vocacional y profesional.

  • Llevar a cabo un Proyecto Institucional que vincule la educación con el trabajo a través de      propuestas curriculares que garanticen la adquisición de saberes      socialmente productivos y que preparen al alumno para el trabajo y para la      formación de la ciudadanía.
  • Acercar a los alumnos al conocimiento de la República Argentina, nuestro país, su historia, cultura y tradiciones a fin de contribuir a su formación como ciudadanos responsables y despertar amor y respeto por nuestro País, inculcando los      valores éticos y democráticos de participación, libertad, solidaridad, resolución pacífica de conflictos, respeto a los derechos humanos, responsabilidad, veracidad, honestidad, valoración y preservación del patrimonio natural y cultural.
  • Promover en los alumnos el respeto por las diferencias entre las personas, sin discriminación de ningún tipo, por condición u origen social, de género o étnica, ni por nacionalidad ni orientación cultural, sexual, religiosa o contexto de hábitat, condición física, intelectual o lingüística.
  • Acercar a los alumnos a la tecnología actual, como un recurso más al servicio de la formación personal y de la construcción de la sociedad.
  • Proyectar la educación más allá del aula, dando relieve a aquellas actividades que favorecen el uso formativo del tiempo libre, la práctica del deporte, y la respuesta a inquietudes religiosas y sociales.
  • Verificar y evaluar en forma continua el nivel de la calidad de enseñanza y la adecuación de nuestra pedagogía a las necesidades de los alumnos.
  • Tratar a los alumnos con espíritu de servicio, de cercanía, con la autoridad nacida de la propia competencia y entrega.
  • Procurar que el alumno se sienta feliz en la Institución, en los trabajos, en las relaciones con los profesores y compañeros y en todas las actividades que constituyen el quehacer educativo de la Institución.
  • Convertir la evaluación en un estímulo u orientación constantes en el proceso de mejora de la acción educativa.

arriba


Articulación entre los Niveles de la Institución

En concordancia con nuestros objetivos de acompañar a nuestros alumnos en su formación hasta finalizar su educación secundaria y concretar eficientemente su aprendizaje en todas las instancias, las Direcciones de los distintos niveles de la Institución trabajan en forma coordinada para facilitar a los alumnos la transición a los distintos niveles de educación, abarcando tanto los aprendizajes pedagógicos como las reglas, estructura organizativa y modos de vinculación.

Asimismo dentro de cada nivel se implementan estrategias similares para la articulación entre los distintos ciclos dentro del mismo nivel educativo y de la enseñanza en las distintas áreas y materias con el fin de lograr un aprendizaje coherente y progresivo en las distintas etapas del proceso de enseñanza-aprendizaje.

arriba

Powered by WordPress | Designed by: WordPress Themes | Thanks to best wordpress themes, Find WordPress Themes and Themes Directory