¿Para qué sirven las vacaciones?

Estimadas familias de nuestra comunidad:

Dentro del calendario escolar existe el receso escolar invernal (por todos conocidos como vacaciones de invierno), que tienen como sentido pedagógico concreto: descansar, aliviar tensiones y reponer energías para enfrentar la segunda parte del año académico.

Por ello y en estas circunstancias tan particulares es indispensable aprender a disfrutar del tiempo libre en familia, cuidándonos entre todos.

Las vacaciones deben servir para interrumpir la rutina, el levantarse tarde y vestirse distinto, cambiar la rigidez de los horarios, las comidas y aunque a la distancia, cultivar las relaciones.

Pensar que las vacaciones son un tiempo para “aburrirse”, desconectarse, pensar, leer, jugar al aire libre y estar con sus padres son algunos de los consejos de los expertos para que los chicos aprovechen mejor este receso.

Cuando hablamos de vacaciones de invierno, aparece en los padres un fuerte temor al tiempo libre: que sus hijos pierdan el tiempo. Pero las vacaciones no son un tiempo perdido sino un tiempo libre. “Son una oportunidad para resetear los vínculos, para que padres e hijos se hagan el tiempo de estar juntos”, dice Rotenberg, una de las autoras del libro Parentalidades.

A todos los adultos que nos acompañaron durante este camino, nuestro reconocimiento y agradecimiento por la paciencia y el amor que los dan a sus hijos durante este período de aprendizaje tan particular. Sin su colaboración, la continuidad pedagógica de nuestros alumnos, sus hijos, no sería posible.

Y chicos que en estas vacaciones puedan leer cuentos donde logren descubrir mucha magia, emociones y nuevas aventuras; además que disfruten el reír, bailar, jugar y hacer videollamadas con sus amigos.

Muy felices vacaciones abrazos y miles de besos.

Equipo directivo y docente.