El edificio fue construido en el año 1937 para instalar el museo, por tal motivo desde su diseño y construcción se tuvo en cuenta su funcionalidad para albergar y exponer la importante colección objetos que representan al mundo natural. Por tal motivo la construcción cuenta con amplios corredores, techos altos, grandes ventanales y es muy cómodo para la circulación entre las diferentes salas. En la fachada, junto a las ventanas, se destacan las imágenes de búhos que son el símbolo de la sabiduría.

Con la misión de fomentar en toda la sociedad el interés por la ciencia y el desarrollo de una conciencia ambiental, el Museo Argentino de Ciencias
Naturales “Bernardino Rivadavia” invita al público a explorar y disfrutar de la naturaleza.
En este contexto los alumnos de 2° A, a través de su experiencia previa con su docente Yolanda y la visita al museo, pudieron asumir un rol activo, participando en la sala de “Paleontología”, involucrando su dimensión emocional y construyendo su propio conocimiento.